Cuando se añade una nueva "Ce". Divagaciones I

6 claves para organizar un proyecto colaborativo. Regla de las 6 Ces


Memorias de una viajera colaboradora. 


En una ocasión me pidieron que escribiera un artículo en una revista que versa sobre temas educativos, acerca de las reglas que yo consideraba útiles para crear un proyecto colaborativo.

En un acto de reflexión basado en mi experiencias fui desgranando uno a uno los pasos que me habían servido para gestionar los proyectos que yo he creado o coordinado, y al mismo tiempo analizar los fallos que me habían arrastrado a cometer errores.


...entre otros.

 6 Claves para organizar un proyecto Colaborativo



mmmmmmm
Analizar los errores, a mi juicio, es una tarea muy valiosa e incluso complicada, porque no nos gusta la parte de la autocrítica y nos centramos en la crítica hacia los demás ,... llamémosles "agentes".

En aquella ocasión resumí los conceptos iniciando cada regla con un infinitivo, que  comenzara su primera letra por C, y que llevara implícito en su significado una acción, que yo consideraba de interés.


Los proyectos, como en botica, contienen infinidad de ingredientes que para unos pueden resultar de gran utilidad y para otros solo un motivo de copia y pega para sus publicaciones [en el caso de que los contraten como incipientes expertos en los congresos sobre temas relacionados con la innovación en la escuela]

Para dar forma a mis reflexiones, pillé lo primero que tenía a mano, que era una servilleta de papel de cocina (a tomar viento iPhone iPad y PC) y elaboré, entre los restos del último bocado de la comida de mediodía mi esquema y los fundamentos de cada "Ce"

Como una es algo pulcra y pudorosa, no tomé foto con el móvil de aquel desarrollo y enviarlo tal cual, sino que abrí cuando pude un drive que compartí con la persona que me lo había solicitado con urgencia para una prestigiosa publicación. Formaba parte de un artículo mío en torno a las bondades de la colaboración  (artículo que actualmente no encuentro, pues debe ser que alguien lo ha borrado, y solo queda otro relacionado con la escritura creativa como un canal para el desarrollo emocional.




Mi sorpresa fue ver publicada dicha entrada con las "reglas de las 6 ces" en forma de infografia (quedaba mejor que en papel de rulo de cocina, la verdad).... pero para mi sorpresa.... ¡le habían añadido un autor que no tenía ni pajorera idea del desarrollo de mis reflexiones, ni había participado en ellas!

Comencé a entender un nuevo significado de la palabra colaborar para algunas personas que circulan vendiendo humo tornisolado. Desde entonces le uní una más: la C de C-opieteo, o C-horiceo.

Y esa C, como tantas ces, pasan desapercibidas porque Confiamos a Ciegas en las personas, que te ofrecen colaboración e ingeniosas ideas, Se Cuelan en tu mundo, e incluso en tu Casa, se atreven a hablar de amistad... para quedarse, cuanto mínimo, con el esfuerzo de otros que ayudaste a dar vida durante años, y venden la moto como propia, cuando solo se han dado dos vueltas en ella. Quedan muchas Ces en el tintero, mucho Contemplar cómo se echa el Culo fuera en lo importante, para aparecer solo en la foto. Quedan muchos datos que contar, ...pero el resto de la historia es de todos conocido.... Y aquí me permito exponer una reflexión, a la que seguramente muchas personas ya han llegado

Cuidado con los vendedores de humo. Se acercan tocando la fibra de las emociones y son despiadados en el momento que descubres su pobre e interesado Corazón.

Afortunadamente, estos magos del camuflaje son adoptados por otros grupos, de los cuales también se alimentan para encajar posiciones y obtener lo necesario para seguir abriéndose camino e intentar vivir ¡del Cuento! sin tomarse la molestia de cambiar su modus operandi. ¡Ojito, colaboradores altruistas!

[Por cierto...están en todos sitios....y se reproducen con facilidad en redes y coles]



0 comentarios: